TIPOS DE VIDRIO

TEMPLADO:
Para mejorar la resistencia estructural y al impacto de un vidrio, se recurre al proceso de templado, que consiste en calentarlo uniformemente hasta una temperatura entre 550º-650 (punto de ablandamiento) y luego enfriarlo bruscamente, con un chorro de aire frío a presión controlada sobre sus caras. La superficie del vidrio se enfría más rápidamente, mientras que la zona interior continúa dilatándose. Éste proceso hace que el vidrio tenga una mayor resistencia.

TEMPLADO EXTRACLARO:
El vidrio extra claro se caracteriza por un bajo contenido en óxidos de hierro, lo cual le confiere una transmisión luminosa mayor a la del vidrio incoloro, además de una mejor coloración, haciendo que sus placas se vean completamente transparentes y altamente transmisible. Gracias al templado el vidrio obtiene mayor resistencia.



LAMINADOS:
El vidrio laminar o laminado consiste en la unión de varias láminas de vidrio mediante una película intermedia realizada con butiral de polivinilo (PVB), etil-vinil-acetato (EVA) y con resinas activadas por luz ultravioleta o simplemente por la mezcla de sus ingredientes. Esta lámina le confiere al vidrio una seguridad adicional ante roturas, ya que los pedazos quedan unidos a ella. Los parabrisas o los vidrios antirrobo y antibalas pertenecen a este tipo de vidrio.

LAMINADO DE SEGURIDAD:
El vidrio laminado de seguridad se compone de al menos dos láminas de vidrio y una o más capas de butiral de polivinilo que se unen permanentemente mediante un proceso de laminación a alta presión y temperatura. El vidrio laminado de seguridad posee unas características de seguridad excelentes ya que en caso de rotura, los fragmentos de vidrio se adhieren a la película de PVB reduciendo considerablemente el riesgo de lesiones. El vidrio laminado de seguridad presenta excelentes propiedades en cuestión de protección contra el ruido y los rayos UV.

LAMINADO CON BUTIRAL DE COLOR:
Consiste en la unión de varias láminas de vidrio mediante una película intermedia realizada con butiral de polivinilo (PVB), que puede ser, transparente o de colores, lo que posibilita la combinación de diferentes tonalidades y le proporciona una personalidad estética al proyecto. Esta lámina le confiere al vidrio una seguridad adicional ante roturas, ya que lo pedazos quedan unidos a ella. Los vidrios antirrobo y antibalas pertenecen a este tipo de vidrio. Esta flexibilidad permite hacer de los vidrios laminados un elemento indispensable en la arquitectura y el diseño contemporáneos.



CANTEADOS:
Es el trabajo que se realiza para embellecer y evitar que nos cortemos al rozar el canto del vidrio.

CANTEADO RECTO:
Consiste en escamar por medios mecánicos todo el borde del vidrio, esto elimina cantos vivos que puedan cortar y evita que el vidrio se pueda agrietar, además de facilitar el transporte y la colocación del mismo. El acabado superficial que deja es de aspecto brillante para un uso decorativo.

CANTEADO DE GRANDES DIMENSIONES:
Consiste en labrar los bordes del vidrio mediante medios mecánicos. El mecanismo y proceso de fabricación es el mismo que para una pieza de medianas dimensiones.



ARTE ESMERILADO:
El vidrio esmerilado, también denominado vidrio opacado, es el producto del granallado o grabado de ácido del vidrio claro. Tiene el efecto de hacer el cristal traslúcido por la dispersión de la luz durante la transmisión, por lo tanto las imágenes son borrosas mientras se transmite luz, El esmerilado es un efecto que se le suele aplicar al vidrio para lograr una textura y transparencia diferente.



PERFILERIA DE ALUMINIO:
Los perfiles de aluminio son todos aquellos elementos destinados a ser utilizados como sistema de marcos o accesorios, para la fabricación todo tipo de ventanas, elementos fijos, puertas, entre otros. Estos pueden ser apreciados en distintos acabados tales como blanco, negro, bronce, natural pulido, aparte de dichos colores establecidos como estándar también pueden ser trabajados con colores a solicitud del cliente. A continuación se muestran diferentes usos para dichos perfiles.



CUBIERTAS DE TECHO DE POLICARBONATO:
Las cubiertas de techo de policarbonato, son estructuras armadas compuestas por un armazón de acero que aseguran la sostenibilidad del elemento, perfilería de aluminio la cual está destinada a sostener la cubierta de la estructura y las láminas de policarbonato las cuales varían de espesor y color de acuerdo a las necesidades del cliente.

La estructura alveolar de paredes ofrece un buen aislamiento térmico y buena transmisión luminosa con una gran rigidez estructural a poco peso, manteniendo su flexibilidad. Sus propiedades físicas y químicas se conservan inalterables en un rango de temperatura entre -40 Cº y hasta 120 Cº. Observando de esta forma un buen comportamiento al fuego. La resistencia a los impactos supera 300 veces a la del vidrio y en 30 veces a la del acrílico. Su mantenimiento es mínimo, ya que en condiciones normales la lluvia es suficiente para mantenerlo limpio, o de lo contrario con agua y jabón (que no contengan sustancias abrasivas). Garantía por 10 años.